Rosario

Soja $ 249.800 (pp) - Maíz $154.000 (pp) - Trigo $ 191.500 (pp) - Girasol $ 255.000 (e)  - Sorgo $ 140.000 (pp)

Argentina

Día Mundial del Queso, una celebración muy sabrosa

Argentina, con más de 1000 queserías y una producción anual de 400.000 toneladas, es un importante actor en la industria quesera, generando empleo para decenas de miles de personas y siendo el principal consumidor de queso en América Latina

27-03-2024

Los orígenes del queso se remontan a más de 6000 años atrás, vinculados a la domesticación de la oveja. Se cree que su creación fue accidental en Oriente Medio, donde la coagulación de la leche en un recipiente de estómago de cordero dio lugar al primer queso de la historia.

Desde entonces, su producción se ha extendido por todo el mundo, siendo Francia e Italia referentes destacados en la cultura quesera.

Argentina, con más de 1000 queserías y una producción anual de 400.000 toneladas, es un importante actor en la industria quesera, generando empleo para decenas de miles de personas y siendo el principal consumidor de queso en América Latina

Este año, en el contexto de la celebración, se destaca el crecimiento de la industria quesera argentina, que si bien aún se encuentra detrás de potencias como la Unión Europea y Estados Unidos, continúa expandiéndose y consolidándose en el mercado internacional.

El consumo en Argentina

En Argentina se consume mayormente quesos blandos, frescos, como el cremoso, el cuartirolo, o la mozzarella, por su uso culinario en pizzas, tartas.

Luego le siguen en el consumo, los quesos semiduros como el Pategrás y el Fontina integran las picadas; y los quesos duros, con maduraciones largas como el Sardo, el Reggianito o el Provolone; y son de menor consumo, los quesos azules y los quesos de corteza enmohecida como el Brie o el Camembert, de origen francés.

Con una producción de 500 mil toneladas de queso por año de más de 300 variedades distintas, la Argentina es el principal consumidor de Sudamérica, con unos 13 kilos por habitante al año promedio.

El origen del queso

Se cree que apareció alrededor del año 8.000 a.C., cuando el hombre descubrió que la leche se podía conservar sólo si se sometía a un proceso de coagulación.

En América, se comenzó a producir quesos como consecuencia de la colonización, ya que era un alimento desconocido para los pueblos originarios. Traído en los barcos, por su facilidad de transporte, su buena conservación y el hecho de ser alto en proteínas y grasas, era un alimento clave para los viajeros.

Con la introducción de la vaca, la oveja y la cabra en América comenzó la producción de quesos. Los primeros quesos datan del siglo XVIII y se elaboraban en las casas; existían pocos tipos, con una producción muy pequeña y artesanal. Algunos de estos quesos fueron el Tambero de Buenos Aires, el Tafí de Tucumán y el Goya del Litoral.

Seguí a Los Agusti icon-calendar

Contactanos por cualquier consulta